Accidentes de tránsito

Accidentes de tránsito: Un problema latente en el Perú

 

Los accidentes de tránsito en el Perú son un problema latente porque el principal factor causante somos nosotros los peruanos y nuestra falta de conciencia para conducir de forma responsable.

accidentes de tránsito

Lamentablemente, la estadística nos confirma que realmente estamos cada vez más expuestos a un accidente de tráfico. Efectivamente, la dirección de estadística de la Policía Nacional del Perú nos demuestra con cifras que el número de fallecidos y de heridos por accidentes de tráfico a nivel nacional en el año 2017 ha sido superior a la del año anterior:

Accidentes 2016 2017
Heridos 53 776 54 970
Fallecidos 2 696 2 826
Total 54 472 57 796

 

Profundizando en el tema, podemos observar que el 65% de los accidentes se concentran en la ciudad de Lima, Arequipa, Junín, Ancash, Puno y Cusco.

Adicionalmente, el 81.6% de estos accidentes de tránsito son causados por error humano, 3% por fallas mecánicas, 3.4% debido a factores climatológicos y un 12% de los accidentes de tránsito no tiene una causa determinada.

Entonces, aplicando la ley de Pareto, enfocaremos en el factor humano, y veamos juntos las causas que lo componen.

El factor humano representa más del 80% de los accidentes de tránsito en el Perú

 

Como podemos observar el exceso de velocidad representa la mayor proporción de accidentes (31.8%) causados por el humano, seguido de la imprudencia del conductor con un 28.3%.

El artículo sobre el “manejo defensivo” se enfatiza en la necesidad de ser conscientes de las consecuencias de nuestros actos. ¿Consideras que siendo consciente de las consecuencias del exceso de velocidad pueda ayudar a reflexionar:

Según una nota del diario el comercio: colisionar con un auto frontalmente a al menos 30 km/hora es el equivalente al daño producido por una caída desde el segundo nivel de un edificio para los pasajeros. Agrega también, que si la colisión se da a 70 km/hora el daño sería equivalente a un impacto desde el séptimo nivel de un edificio y cada kilómetro adicional aumentarían los daños físicos en un 5%.

Accidentes de tránsito

De otro lado, personalmente considero que la peor consecuencia es el daño irreparable que tendrá que asumir la familia. En efecto, lamentablemente he asistido a velorios de amigos que fallecieron debido al exceso de velocidad, como también por conducir en estado etílico. El sufrimiento de los padres es indescriptible, el dolor que produce perder un hijo o familiar por algo que pudo evitarse, no tiene punto de retorno.

La familia no será la misma, las consecuencias del exceso de velocidad, de la imprudencia al volante o de conducir en estado etílico, no se borrará nunca de la memoria de las personas que te amaron en vida. Quedará un conflicto interno dentro de sus corazones, en el cual se sentirán responsables por lo que hicieron sus hijos y al mismo tiempo, te extrañarán y recordarán, pero con melancolía y tristeza. Tu familia seguirá en pie posiblemente con el pasar de los años, pero ya no será la misma.

Yo conciente de eso, valientemente le he quitado las llaves del carro a muchos de mis amigos que querían manejar en estado etílico, también lo he hecho con colegas de trabajo y con mis jefes porque ser consciente significa prevenir y actuar cuando somos testigos de las consecuencias de algo que se puede evitar, eso también es prevenir. Es cierto que no fue fácil, porque me amenazaron y me dijeron de todo. Sin embargo, al día siguiente me lo agradecieron y creo que nunca más lo hicieron.

Finalmente, con las aplicaciones de taxi que hay disponibles en el mercado como UBER, ya no tenemos excusa para conducir en estado etílico o en circunstancias en las cuales no nos sentimos aptos emocionalmente o psicológicamente. Disfrutarás más tu momento cada vez que tengas planificado tomar más de la cuenta.

¿Cuéntanos que haces para concientizar a tus seres queridos?

 

[Total: 2   Promedio: 5/5]
Leonardo Costa
lcostamcc@gmail.com
No Comments

Post A Comment

×