Manejo defensivo

¿Cómo el manejo defensivo puede ayudarme a salvar vidas?

Como ha sido comentado en el articulo «ACCIDENTES DE TRÁNSITO: UN PROBLEMA LATENTE EN EL PERÚ«, el 81,6% de los accidentes son causados por el factor humano. En efecto, en el mismo artículo se menciona también que el exceso de velocidad y la imprudencia del conductor representan el 52% de las causas de los accidentes de tránsito a nivel nacional en el Perú. En ese sentido, el manejo defensivo es en una poderosa alternativa para prevenir situaciones no deseadas en el transporte.

Dicho de otra manera, si se respeta el límite de velocidad y si se toma conciencia de las consecuencias de las decisiones en el manejo se podrá reducir en gran medida el número de muertes causadas por los accidentes de tránsito. Ante eso, surge el interés de compartir con ustedes el concepto del manejo defensivo.

¿Qué es manejo defensivo?

El manejo defensivo consiste en conducir siendo consciente de los factores que podrían conllevar a una situación o condición insegura durante el manejo. En efecto, esta toma de conciencia permitirá que tome decisiones teniendo en cuenta mi estado psicológico, emocional y fisiológico, como también aquellos factores externos, como las condiciones inseguras creadas por otros conductores y factores del medio ambiente. Es decir, el objetivo es manejar previniendo el peligro, reduciendo tiempos y economizando dinero.

¿Cómo puedo mejorar mis competencias en manejo defensivo?

 

1. Respetando las normas de tránsito:

1.1. Respeta los límites de velocidad:

El exceso de velocidad representa el 31,8% de los accidentes a nivel nacional, por lo que no se debe tomar a la ligera los límites de velocidad, ya que estos no fueron establecidos por azar. En efecto, antes de establecer los límites de velocidad en una determinada zona, los ingenieros y expertos han evaluado y analizado los riesgos de accidentes que pueden conllevar los factores ambientales, las distancias, las intersecciones, la estabilidad y cargas de los vehículos, las condiciones de la ruta, etc;  todos estos factores finalmente se ven plasmados en las norms del Reglamento Nacional de tránsito. Entonces, cuando no respetas los límites de velocidad, no estás respetando las leyes de las probabilidades, de la física y de la naturaleza y estás poniendo en riesgo tu vida, la de tus pasajeros y la de los vehículos que asumirán las consecuencias de tus malas decisiones. Por ello, se debe considerar:

manejo defensivo

1.1.1. La distancia de frenado:

Uno de los accidentes más comunes es el choque por alcance. Efectivamente, una ley de la naturaleza demuestra que, a una mayor velocidad, necesitarás una mayor distancia de detención. En consecuencia, a mayor velocidad, mayor es el riesgo de accidentalidad y daños causados en el accidente. Por ende, el manejo defensivo en este caso consiste en respetar la velocidad establecida y en conservar una distancia segura de seguimiento.

1.1.2. La fuerza centrífuga en las curvas:Manejo defensivo

Otra ley de la física que los ingenieros han tenido en cuenta para establecer los límites de velocidad es la fuerza centrífuga. Los factores que influyen son la velocidad, la carga o peso del vehículo y el estado de la pista. Entonces, el manejo defensivo consiste en conducir con una velocidad menor o igual que la establecida y respetar la carga que pueda soportar el vehículo. En el caso contrario, el centro de gravedad del vehículo se verá afectado generando un riesgo potencial de volcadura. Tener en cuenta que las señales de tránsito fueron diseñadas partiendo como base que las otras normas, como la carga que se transporta, también sean respetadas.

1.1.3. El choque frontal:

manejo defensivoLa angustia por llegar rápido al punto de destino, por mantener una velocidad alta y constante ignorando los límites, las señales de tránsito o los sentidos de las vías, son algunas de las principales causas de los choques frontales. Pueden existir muchos factores que nos hagan tomar la decisión de no respetar los límites de velocidad, de adelantar un vehículo e invadir el carril contrario, sin embargo, lo cierto es que dichas decisiones son irracionales dado que priorizamos evitar el tráfico a toda costa así esté en riesgo nuestra integridad física y moral.

En definitiva, el tráfico, las pistas y todo es un caos, sin embargo, no eres responsable de eso, no intentes salvar el tiempo que produce el caos externo, poniendo a disposición tu vida y la de los otros. Calcula desde un inicio el tiempo que tomará llegar a un destino, evita riesgos temerarios y acépta la situación antes de subirte al vehículo.

Tu eres un conductor profesional responsable que ama su vida y la de los otros ¿cierto?. Entonces, quien quiera ir más rápido que suba a otro auto, en otro contexto, si tu jefe te ordena hacer las rutas en tiempos que implican riesgos, cambia de empresa.

2. Siendo un conductor responsable y consciente que debo generar tranquilidad y no más estrés en mis pasajeros.

Te has preguntado qué situaciones estresan a tus pasajeros, algunas de estas son:

• Hablar por teléfono mientras manejas, no solo es estresante para el pasajero, también es una condición insegura.
• Tomar otra ruta sin prevenir a tus pasajeros genera incertidumbre y temor.
• Manejar con mal carácter y mostrar una conducta impaciente.
• Tener los asientos sucios.
• Escuchar música a todo volumen o ver televisión mientras manejas.
• Usar un lenguaje soez y no ser aseado.
• Hablar más de la cuenta por iniciativa propia.
• No contar con «cambio o vuelto».
• Ser impuntual, desordenado y no conocer las rutas.
• La temperatura del vehículo: ni mucho calor, ni mucho frio

3. Siendo cortés, empático y cooperativo con los otros conductores:

Prevenir el conflicto permite ahorrar más tiempo en el mediano plazo que generándolo. En efecto, una actitud negativa y conflictiva nos debilita, nos estresa, nos enferma y aumenta las probabilidades de tomar malas decisiones. Por el contrario, una actitud positiva te genera paz y energía interior, lo cual se traduce en salud, alegría, más autonomía y disponibilidad en el trabajo. ¿Cómo puedo conservar una actitud positiva a pesar del tráfico mortificante y de las personas agresivas en el manejo?

3.1 No tengas expectativas:

Nos enfadamos porque inconscientemente esperamos que las personas actúen como deseamos, tenemos un modelo de pensamiento y de conducta que, si no es respetado por los otros, nos afectan. Dicho de otra manera, una expectativa, es el hecho de esperar algo de alguien, es creer que tal cosa sucederá solo porque yo lo creo o pienso así. No tengas expectativas sobre situaciones que no dependan de ti. Tu eres dueño de tu destino, depende de ti ser un gran conductor profesional y de ser un experto en manejo defensivo, lo que hagan los otros, no debe afectarte porque no esperas nada de ellos. Tú ya tomaste tus precauciones en forma preventiva.

3.2 Olvídate del Ego, el día será largo:

Normalmente nos enfadamos porque nos golpean el ego. Concretamente, el ego es muchas veces el causante de nuestra infelicidad, solo piensa lo siguiente: lo que hagan los otros no te hará un ser superior y mucho menos un ser inferior. Ten en cuenta que no son las cosas que nos pasan las que nos hacen sufrir, sino lo que nos decimos sobre estas cosas. Adapta o cambia tus pensamientos y creencias sobre determinadas situaciones afín de sentirte mejor cuando ocurran.

4. Identificando y reconociendo los riesgos en las diferentes zonas, contextos, y siendo partícipe de la seguridad tomando las decisiones correctas, en el momento correcto.

• Si vas a emprender un viaje, construye tu itinerario realista teniendo en cuenta lo siguiente:
• Ten un presupuesto de emergencias
• Toma conocimiento de las rutas, los accesos, las condiciones inseguras, el clima, en que kilometro se encuentra la estación de gasolina más cercana, el pueblo o comunidad más cercano.
• Haz un check list de todo lo que debes llevar dentro de tu vehículo como medida de prevención, por ejemplo: un kit de seguridad, llanta de repuesto, teléfonos de emergencia y de auxilio mecánico, GPS, cargador de batería para el celular, agua extra en el auto, etc.
• No olvides tomar las precauciones mecánicas del caso. Si bien es cierto que el 81,6% de los accidentes se deben al factor humano, también podrías tener una infortuno debido a fallas mecánicas. Entonces, no tomes la responsabilidad de conducir un vehículo descuidado, sin un plan de mantenimiento o que incumple las normas de seguridad de carga.

¿Qué otros puntos hay que considerar en el manejo defensivo teniendo en cuenta el factor humano?

 

[Total: 3   Promedio: 5/5]
Leonardo Costa
lcostamcc@gmail.com
No Comments

Post A Comment

×